Buscar este blog

miércoles, 29 de octubre de 2014

Esta es mi historia

Después de conocer la historia de Pilocha, empezamos a hablar de nuestras propias historias: cómo nacimos, cómo hemos crecido, cómo somos por dentro y por fuera,... Así, decidimos comenzar un nuevo proyecto titulado, precisamente, Esta es mi historia, en el que vamos a investigar un poco sobre nuestra vida y nuestras características propias.
Estos son los textos orales que estamos aprendiendo y que nos ayudan a interiorizar conceptos:




Pilocha

Había una vez un bosque.
En el bosque, un árbol y en el árbol una rama, una rama... que no quería ser rama.
Un día de tormenta, se partió la rama.
-¡Ya sé, me pondré una sandía!-gritó.
-¡Soy una niña!, ¡soy una niña!.
Así comienza el cuento "Pilocha", de la autora Maita Cordero.
Es una historia preciosa que, además, nos ayuda a trabajar contenidos del esquema corporal.
Aquí podéis ver y escuchar el cuento.
Y aquí tenéis cómo ha quedado Pilocha en nuestra clase, hecha por nosotros con todas sus "cosas".


sábado, 25 de octubre de 2014

Cocinando en el cole

La planta baja del colegio Espartero se convirtió en un restaurante digno de "Master chef". Todos los niños y niñas de infantil, mezclados y organizados en cuatro grupos, realizaron cuatro fantásticas recetas.
Un grupo, con la señorita Inma,se encargó de cocinar una deliciosa mermelada de manzana. Tuvieron que pelar y trocear las manzanas, añadir los ingredientes, cocer y envasar. ¡Quedó muy profesional, con sus etiquetas y todo!
Otro grupo, con la señorita Sonia, preparó unos suculentos sándwiches de pavo y queso con la forma de la cara de un gato. Se encargaron de cortar el pan y colocar todos los ingredientes de la forma correcta. ¡Irresistibles!
Un tercer grupo, con la señorita Eva, horneó unas apetitosas galletas de mantequilla con "Lacasitos". Aprendieron a mezclar adecuadamente los ingredientes, amasar, estirar la masa, cortar las galletas y colocar en el horno. ¡Cómo olían!
El cuarto grupo, con la señorita Marian, elaboró unas dulces trufas de "Nocilla" y galletas. Su tarea consistió en machacar las galletas, mezclarlas con la crema de cacao, formar las bolitas y envolverlas con dos coberturas diferentes. ¡Para chuparse los dedos!
Después, todos completaron sobre el papel las recetas realizadas, incluyendo los ingredientes y la elaboración, para poder llevarlas a casa, ya que de los sándwiches, las galletas y las trufas no quedó ni las migajas.
Todos se divirtieron muchísimo y aprendieron cosas nuevas de una forma activa e intuitiva.
Una vez al mes repetiremos estos mismos talleres, de modo que los cuatro grupos rotarán por las cuatro tareas, con lo que, al final, todos habrán tenido ocasión de realizar las cuatro recetas.
Aquí podéis ver el reportaje gráfico de algunos momentos de cada uno de los procesos.

¡Que aproveche!

martes, 21 de octubre de 2014

En el patio



 Con este otoño tan cálido que estamos teniendo, disfrutamos mucho de los juegos en el patio a la hora del recreo. ¡Mejor aprovechar ahora, que ya llegará el mal tiempo...!

video









Las cajas de los tesoros

Todos sabemos que a los niños les encanta amontonar y coleccionar objetos de todo tipo . ¡Qué día no vuelven a casa con los bolsillos llenos de piedrecitas, palitos, papeles y otros "tesoritos"! Ahora, en otoño, esta costumbre se acentúa, porque los suelos de los parques están cubiertos de cosas interesantes: castañas, hojas de distintas formas, tamaños y colores,...
Aprovechando esta circunstancia, hemos iniciado una nueva actividad de clase: las cajas de tesoros, una adaptación de las "cajas sensoriales" de Montessori. Consisten en unos recipientes llenos de materiales que los niños pueden experimentar con todos los sentidos y nos permiten trabajar conceptos:
  • La vista: para observar tamaños, colores, formas,...
  • El oído: para explorar sonidos.
  • El olfato: para experimentar diversos olores.
  • El tacto: para comprobar texturas, temperaturas, consistencias, materiales...
La actividad consiste en recoger en dos cajas distintos materiales relacionándolos con un tema. En este caso el eje conductor será el otoño, así que incluiremos en nuestras cajas hojas, castañas, nueces, pieles de naranja, setas, etc. Los niños podrán incorporar a las cajas "tesoritos" que encuentren en sus paseos de otoño, en sus salidas al parque, en la huerta,... La condición es que no traigan muchas cosas cada vez. Sólo una pequeña muestra.
Cuando les toque jugar en el rincón donde se encuentran las cajas, podrán experimentar libremente con lo que hay en ellas, manipulando, clasificando, comparando, trasvasando,...
Os animo a que les ayudéis a explorar sus pequeños tesoros en el día a día.  Recordad que pueden traerlos al colegio para incorporarlos a nuestras colecciones, siempre que no sean demasiados.
¡También podéis crear vuestras propias cajas sensoriales en casa!
En el siguiente enlace podéis encontrar ideas
cajas sensoriales





viernes, 10 de octubre de 2014

Y lo mejor que se puede hacer es...

¡Pues mosto!
Porque tenemos muy claro que los niños no pueden beber vino, pero casi todos han probado el mosto y les encanta. Así que, ¡manos a la obra!
Lo primero que hicimos fue escribir en la pizarra todos los pasos necesarios para hacerlo. ¡No podemos ponernos a pisar uvas sin más! Pensando y diciendo cada uno sus ideas, nos salió esta lista:


Y después, una vez preparado todo lo necesario, ¡a trabajar!
Aquí tenéis el reportaje gráfico. ¡Todo un éxito!
Después probamos también el mosto de botella, "que es como el del vermú del bar", pero a casi todos nos gustó mucho más el nuestro.

¿Y qué le pasa a la uva si la dejamos?

Según nuestro trabalenguas, si la dejamos se pasa. ¿Y qué es eso? Algunas respuestas fueron:
  • ¡Pues que se ponen malas!
  • No, que se ponen como viejitas!
  • ¡Que ya no se pueden comer!
  • ¡Que sí se puede!
Y la respuesta la encontramos al observar los racimos que teníamos guardados: algunas uvas estaban arrugadas.
Después buscamos en internet y encontramos los pasos necesarios para convertir las uvas en pasas. ( Aquí el enlace) Y siguiendo estas instrucciones, hemos elaborado nuestras propias pasas, que pronto estarán listas para comer.



¿Qué se puede hacer con las uvas?

Esta es una de las preguntas que nos hicimos al empezar el proyecto y la primera respuesta fue: ¡comerlas!
Y eso es lo que hemos estado haciendo a la hora del almuerzo con las uvas que algunas familias nos trajeron. Algunas tenían pepitas más grandes que otras, cada variedad tenía formas diferentes, las había de distintos colores... pero todas estaban ¡muy dulces!
Aquípodéis verlo.

miércoles, 8 de octubre de 2014

¡Empezamos!

Ya pasadas las fiestas de San Mateo, empezamos de lleno el curso con el horario normal.
Como ya sabéis, estamos trabajando el tema de la vendimia. Con las aportaciones de las familias y las actividades de aula estamos descubriendo muchas cosas. Seguiremos con este proyecto hasta mitad de octubre. Pronto veréis lo que estamos haciendo pero, de momento, aquí tenéis como anticipo los textos orales que estamos aprendiendo.